Esta es la última ruta que os proponemos y que han estado pensadas para descubrir -o por redescubrir-un territorio que sorprende continuamente. La costa de la Ametlla de Mar es una de las mejores zonas de playa de Cataluña, con una gran extensión de zona protegida por el “Pla d’espais de Interés Natural de Catalunya”.  En un espacio con historia intensas, paisajes que hablan de épocas de piratas y bandoleros.  Una costa testimonio del esfuerzo de personas llegadas de otros territorios  que han sabido adaptarse al entorno forjando generaciones de sabios pescadores.

Características

  • Ruta 3: Por los campos y aguas de les pescadores.
  • Distancia: 8,6 Km
  • Tiempo: 2 horas (en bicicleta).
  • Desnivel: 250 m. Aprox.

Toda subida a una cima, por pequeña que sea, exige un poco de esfuerzo, y si más si se en bicicleta. Siempre es posible descargar de la bici y continuar a pie. De tota manera, seguro que el esfuerzo se verá compensado por la visión de la costa de la Ametlla de Mar, del Delta del Ebro y de los pinares que llegan a tocar el azul mar. El recorrido permite entrar en la intimidad de los espacios de la costa, el paseo por los campos centenarios de olivos, los pescadores y los amantes de las playas.
La Ruta empieza en la Oficina de Turismo saliendo dirección sur por el lado izquierdo del puente del tren. Después, iremos a buscar al camino del Port de l’Estany, pasando por delante de Colegio Público Sant Jordi dirección el Hotel Ametlla Mar i el Camping Ametlla.
A unos tres kilómetros se encuentra el barranco de “Santes Creus”. Giraremos a la derecha para cruzar los puentes del tren y de la autopista.  Justo pasados los dos puentes giraremos 90º a la izquierda para coger un camino que va paralelo a la autopista. A unos 200 metros el camino se bifurca (hay unos contenedores de basura) y cogemos el de la derecha. Después, a unos 500 metros el camino se vuelve a bifurcar y cogeremos el de la izquierda para continuar dirección a la montaña, donde la pendiente se empieza a acentuar poco a poco hasta llegar arriba a la montaña donde se coge un camino de piedras a la derecha poco transitado.  Y,  a unos 300 metros, otro a la derecha entre pinares donde la pendiente de acentúa bastante hasta llegar a “Puig Moltó”.

Texto: @Rafael López-Monné
Foto: @ xaviersoléguimerà

Leave a Reply

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

*